Continúa la caída del euro por la propagación en los mercados de los temores derivados de Chipre

Mercedes Estrada02/Apr/2013Análisis del Mercado de Divisas

El periodo vacacional fue dominado principalmente por las noticias procedentes de Chipre. La troika consiguió improvisar un acuerdo conjunto que impone fuertes pérdidas en los depositarios de bancos chipriotas, además de imponer controles de capital, dejándoles al margen de la Eurozona. Sin sorpresa alguna, el euro se depreció respecto a la mayoría de las divisas. Aparte del mercado de divisas, la desvinculaciones vienen siendo el tema principal del año. Los valores de renta variable en los E.E.U.U. están superando a sus homólogos europeos, mientras que el crédito, las materias primas y el euro no llegan a beneficiarse de las apreciaciones vistas en la mayoría de los activos de riesgo.

GBP

Las noticias que pudiesen provocar algún movimiento durante el periodo vacacional fueron escasas. Hubo algunas noticias positivas en relación al consumo. Un rebote del 0,3% en el sector servicios desde una caída del 0,4% en el mes anterior confirmó nuestro punto de vista de que el PIB probablemente será cero o ligeramente negativo en el primer trimestre. Todas las miradas están puesta ahora en la reunión del Comité de Política Monetaria (MPC) de la próxima semana. Esperamos que el Banco de Inglaterra pueda sorprender anunciando una ampliación del programa de compra de bonos. Los malos datos macroeconómicos podrían empujar al a los miembros del MPC a aplicar políticas monetarias expansivas. Por lo tanto, no nos sorprendería ver a la Libra caer en el corto plazo a pesar de que la tendencia en el largo plazo sea a apreciarse respecto al euro y a la mayoría de las divisas

EUR

La semana pasada proporcionó dos hitos en la historia del naufragio a camara lenta del Euro. Por primera vez desde el inicio de la crisis del Euro, los depositantes de los bancos en problemas se vieron obligados a soportar pérdidas significativas. La estimación más reciente menciona recortes de hasta el 60% sobre los importes superiores a 100.000 euros. Además, los controles de capital severos se impusieron a cualquier capital restante por debajo de esta cota. Mientras que los controles de capital son inevitables para evitar una loca carrera a la salida de los bancos chipriotas, lo cierto es que la pertenencia a una unión monetaria esta teniendo poco sentido, a menos que el capital pueda fluir libremente, y por lo tanto, seremos testigos de la primera salida del Euro en Chipre.

Menos espectacular, pero igualmente preocupante fueron las cifras macroeconómicas, el PMI indicador de confianza empresarial cayó fuertemente en marzo a 46,5. Estos números hacen que sea casi seguro que la Zona Euro entre en una nueva contracción de la producción en el primer trimestre de 2013. Las encuestas se llevaron a cabo antes de que la crisis de Chipre empezara a ocupar todos los titulares, por lo que esperamos ver una nueva caída en este indicador clave en abril.

Con todo, el riesgo de cola de una resolución desordenada de la crisis europea se ha elevado a niveles nada despreciables, y esperamos que el euro siga bajo tanto frente a la libra esterlina como frente al dólar de EE.UU.

USD

La semana pasada puso de relieve una vez más el contraste entre los datos negativos de la Zona Euro y la mejora constante de los Estados Unidos. El crecimiento del cuarto trimestre fue revisado ligeramente al alza, de 0,1% a 0,4%, posterior a una fuerte revisión a la inversión empresarial real, que está creciendo por encima del 13% de tasa anualizada. Parece que las compañías finalmente están tomando ventaja de las condiciones financieras facilitadas y los tenues costes laborales para contratar trabajadores e invertir. Si sigue sosteniéndose, ésto debería proporcionar otra base de apoyo a la economía de los EE.UU., junto con el repunte en el mercado de la vivienda.

Ahora esperamos que el crecimiento intertrimestral del PIB apunte un 3% y mantener las expectativas de crecimiento de aproximadamente 2,5% para todo el año. Ya estamos viendo que dicha diferencia de rentabilidad se refleja en el mercado de acciones y de divisas, ya que las acciones estadounidenses y el dólar seguirán superando a sus homólogos europeos.

Pensamos que ésta es la tendencia a esperar en 2013.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.