La libra cae fuertemente mientras que el Banco de Inglaterra se centra en el crecimiento más que en la inflación

Mercedes Estrada18/Feb/2013Análisis del Mercado de Divisas

Semana bastante tranquila en los mercados financieros, a excepción de la libra, que continuó su tendencia a la baja respecto a la mayoría de las divisas, después de que la publicación del Banco de Inglaterra sobre la inflación tuviese un tono pesimista.

La mayoría de los mercados, entre ellos el de divisas continuaron con su tendencia a la baja. El euro cayó a finales de semana después de publicarse en la eurozona datos del PIB peor de lo esperado. Parece que los inversores vuelven a centrar sus miradas en los datos macroeconómicos, lo que no auguraría nada bueno para el euro en las próximas semanas.

GBP

El gran evento de la semana fue la publicación del Informe de Inflación del Banco de Inglaterra. El MPC, Comité de Política Monetaria, no decepcionó a los mercados. Se realizaron revisiones al alza de todas las previsiones de inflación, y el IPC se mantendrá por encima del objetivo desde hace dos años del 2,3%. A pesar de este exceso, Mervyn King dejó claro que el Banco de Inglaterra seguirá siendo extremadamente servicial, y afirmó que el MPC está dispuesto a proporcionar más estímulos.

Una vez el Sr. Carney se haga con la posición del Sr. King, podríamos esperar que este proceso se acelere. En general, los mercados reaccionaron hacia una libra fuertemente a la baja, que terminó la semana descendiendo entre un 2-3% frente a las principales divisas.

EUR

La semana pasada vino cargada de datos macroeconómicos de relevancia en la Eurozona. Con diferencia a las semanas anteriores, el euro perdió gran parte de sus ganancias iniciales acabando la semana ligeramente por debajo del dólar.

El PIB de la Eurozona se contrajo un 2.3%, por debajo de las expectativas de mercado. El PIB de la Eurozona es la media ponderada de todos los países de la eurozona, lo cual oculta el catastrófico resultado de algunos países periféricos como España, Italia, Portugal y Grecia, cuyo PIB disminuyó un 2.8%, 3.7%, 7.2% y 16% respectivamente. Tras cinco años inmersos en la crisis ninguna de las económicas periféricas está logrando tocar suelo, con la excepción de Irlanda, que lanza alguna señal de crecimiento.

La reciente apreciación del euro no podría venir en un peor momento para estas economías. Esperamos que el Banco Central Europeo se reúna con el Banco de Inglaterra y el de Japón, para intentar cambiarles de opinión acerca del euro. Por último, esperamos también que los pronósticos del Banco Central Europeo vayan a ser más pesimistas que el consenso del mercado.

USD

El foco de atención en los EE.UU. está cambiando hacia los drásticos recortes en los gastos federales y su impacto potencial sobre el crecimiento. Estos recortes se refieren a la reducción del gasto que fue propuesto en el acuerdo del 2 de enero. A menos que el Congreso y el Presidente Obama se pongan de acuerdo sobre la legislación que será aprobada el 1 de marzo, estos recortes se llevarán a cabo.

Nosotros, todavía estamos seguros de que algún tipo de acuerdo de último hora tendrá lugar. En cualquier caso, a pesar de la subida de los impuestos sobre las nóminas que entró en vigor el 1 de enero, tenemos cierta confianza en la recuperación de la economía de EE.UU. por el impulso y recuperación que vemos en la industria de la vivienda y en las exportaciones, que ayudará a capear los recortes relativamente bien.

Suponemos una tasa de crecimiento del 2,5-3,5% para 2013, contando con que los recortes se prevengan. Si no es así, podríamos reducir nuestro pronóstico a un 3,2%. Esto representa un rendimiento superior frente a las principales economías del resto de países y, por lo tanto, esperamos que el dólar registre una tendencia alcista durante todo este año.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.