Un pésimo informe sobre el crecimiento en el Reino Unido hunde tanto a la Libra como a los activos de riesgo.

Mercedes Estrada28/Jan/2013Análisis del Mercado de Divisas

Los inversores continuaron apostando por activos corrientes y libres de riesgo. Los valores de renta variable, las materias primas y los bonos basura se apreciaron la semana pasada, ya que la percepción del riesgo se disipó entre los inversores a nivel mundial debido a una mayor intervención de los bancos centrales a nivel mundial.

Las divisas reaccionaron como era de esperar en ese ambiente, con la gran excepción de la libra; unos datos mucho peor de lo esperado sobre el PIB en el Reino Unido golpearon fuertemente a ésta. La libra cayó por segunda semana consecutiva respecto a la mayoría de las divisas, con un muy inusual bajo rendimiento.

La percepción del riesgo y la correlación entre las paridades en el mercado de divisas se está viendo afectada en mayor medida por políticas locales. El euro se apreció más por las condiciones financieras que por los datos macroecónomicos en la Eurozona. Parece claro que los inversores están centrándose más en lo primero que en lo segundo, por lo que revisaremos nuestros pronósticos del EUR/USD para el corto plazo esta semana.

EUR

El lanzamiento de datos económicos la semana pasada mostró signos de mejora en relación a los analizados en las últimas semanas. El PMI business sentiment mejoró un punto hacia los 48.2, indicando una leve contracción económica.

Sin embargo, la acusada divergencia entre Alemania y el resto de principales economías ha vuelto a ponerse de relieve. Mientras que el indicador germano creció por encima del nivel 53, cayó 1,9 puntos en Francia alcanzando los 42,7. La periferia continúa con malos datos, con el índice en territorio contractivo cerca de los 46, y los datos españoles fallando en su intento de demostrar alguna mejora ya sea en niveles de empleo o de crecimiento.

Los inversores, sin embargo, se centraron en los datos alemanes y el pago avanzado de 137.000 millones de euros de la primera refinanciación a largo plazo llevada a cabo por los bancos europeos (el 25% del total prestado), situando el euro por encima de los 1,34.

GBP

La gran noticia en el Reino Unido fue el informe del PIB del último trimestre del 2012. Los datos fueron significativamente inferiores a lo que el consenso esperaba, obteniéndose una contracción intratrimestra del 0.3% que se resuelve en un -1.3% en términos anualizados.

La debilidad fue generalizada, y no resuelve la contracción entre los pésimos datos de crecimiento y los más flexibles del mercado laboral. La libra reaccionó mal, cayendo un 1% frente al dólar y un 1.5% frente al euro. La publicación de las decisiones de la reunión del Comité de Política Monetaria a principios de mes fueron un poco más duras de lo esperado, y no ayudaron mucho a la citización de la libra.

Esperamos que los últimos datos comiencen a cambiar la mentalidad en el Banco de Inglaterra. Si bien no esperamos que la reunión de Febrero de lugar a la ampliación de la flexibilización cuantitativa, el acta de la reunión debe tener una inclinación claramente pesimista.

USD

Pocas noticias sobre movimientos en el mercado en EE.UU. durante la semana pasada. Las ventas de casas nuevas y existentes cayeron con respecto al mes anterior, aunque estos datos vienen después de varios meses muy buenos y no cambia nuestra opinión de que el mercado inmobiliario de EE.UU. está experimentando un aumento saludable y sostenible.

Las solicitudes semanales de desempleo cayeron a su nivel más bajo desde que comenzó la expansión, al igual que el promedio de estas cuatro semanas. Aunque la mayoría de los analistas están concentrados en los efectos del impacto fiscal en el gasto de consumo tras los aumentos en los impuestos para el año 2013, se espera que la expansión de los ingresos laborales compensen este hecho y el gasto del consumidor crezca cerca de un 2% en términos reales, siendo el crecimiento de la economía en general de un 2-3%.

Creemos que los comunicados de la Reserva Federal se volverán más optimistas, como resultado de estas nuevas noticias, y el respaldo de las sólidas tasas de interés prestará apoyo consistente al dólar durante 2013.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.