Los datos económicos negativos hacen que el euro y los valores de renta variable se deprecien

Mercedes Estrada16/Nov/2012Análisis del Mercado de Divisas

Las noticias económicas negativas procedentes de la Eurozona y del Reino Unido continuaron añadiendo presión sobre todos a los activos de riesgo, incluyendo los valores de renta variable, el crédito y las materias primas. El euro, el dólar y la libra se pasaron la semana bajo un patrón de espera. El foco de atención entre las mayores divisas fue la continua depreciación del Yen. Quizás el cambio con mayor notoriedad en los mercados de divisas es que el Yen Japonés ya no se aprecia cuando los valores de renta variable se deprecian, ya que las autoridades monetarias y fiscales Japonesas están cada vez más desesperadas por estimular su economía y depreciar su divisa.

EUR

La probabilidad de que España solicite un rescate en un futuro próximo aumentó fuertemente la semana pasada. Los rendimientos de los bonos españoles han crecido durante las últimas semanas. No ha habido ninguna mejora ni en la situación económica ni política en el país, y el presidente de la CE Rehn sugirió que había pocas o ninguna medida de austeridad demandada por el país. Por el contrario, la UE sigue dudando sobre Grecia, ya que el FMI está cada vez menos dispuesto a seguir con esta farsa y exige una nueva restructuración que lleve al país a una trayectoria sostenible. Las noticias macroeconómicas siguen siendo malas. El índice del PMI compuesto por la confianza empresarial cayó al 46.3, consecuente con la con la contracción del PIB de la zona superior al 1% en el cuarto trimestre. En general, en nuestra opinión, los creadores de políticas acaban de descubrir su voluntad de aceptar que la realidad está desarrollándose lentamente. Esperamos que el EUR mantenga una tendencia hacia la depreciación durante fin de año y 2013.

GBP

La atención durante la semana estuvo centrada en los datos de inflación del Banco de Inglaterra, marcados por un tono claramente pesimista con expectativas débiles de crecimiento de PIB y un significativo deterioro en los datos de inflación y crecimiento. Esta previsión pesimista, nos lleva a seguir apostando por un más que probable incremento en la compra de deuda pública durante el próximo mes, a pesar del recelo de los gobernantes ante la decreciente eficiencia de esta herramienta económica. También tenemos en cuenta las declaraciones del Sr.King, dejando claro el efecto que tendría una apreciación de la moneda sobre la Propensión Marginal al Consumo (MPC), siendo las exportaciones el principal motor de crecimiento por la vertiente de la demanda.

Esta semana la inflación fue más alta de lo esperada derivado de un aumento en las tasas universitarias así como también informes negativos sobre las ventas al detalle y el mercado laboral. La libra, sin embargo, no se vio afectada de ninguna forma, y como otras muchas monedas aparte del Yen, pasó la semana cotizando en un margen muy ajustado con movimientos muy poco significativos con respecto al dólar y euro.

USD

Los datos de la semana pasada fueron muy débiles, pero deben ser interpretados con mucho cuidado ya que esta debilidad se debe al efecto directo del huracán Sandy. Las ventas minoristas disminuyeron un 0,3% en octubre, al igual que la producción industrial, mientras que el número de personas desempleadas aumentó de forma pronunciada desde 261.000 a 439.000. Sin embargo, esta última cifra refleja casi en su totalidad, el efecto del impacto del huracán. Por otro lado, seguimos siendo optimistas acerca de las perspectivas futuras de Estados Unidos. La semana pasada se produjeron indicios que indicaban que la batalla política sobre el “acantilado fiscal” podría ser menos prolongada de lo que espera el mercado, ya que el Partido Republicano comienza a adoptar la opinión de que un cierto aumento de la presión fiscal para los individuos con ingresos más altos es inevitable. Así mismo, hay que tener en cuenta que cualquier debilidad en el crecimiento económico en el cuarto trimestre producida por el huracán se convertirá, a lo largo de 2013, en crecimiento debido a la inversión en las labores de limpieza y reconstrucción. La recuperación de la vivienda continúa, y si no fuera por las noticias negativas provenientes de Japón y de la zona euro, podríamos considerar una actualización en las previsiones de crecimiento del PIB para 2013 desde su nivel actual hasta un 2%. Además se confirma nuestra opinión de que el dólar se mantendrá en su actual tendencia hacia la apreciación.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.