Una nueva ronda de flexibilización cuantitativa por parte de la Reservad Federal y del BCE, hunde el dólar e impulsa a los activos de riesgo

Mercedes Estrada14/Sep/2012Análisis del Mercado de Divisas

Aunque era de esperar, el anuncio de la semana pasada por parte de la Reserva Federal de una mayor flexibilización monetaria impulsó los activos de riesgo a nivel global y hundió al dólar. Mientras que el BCE también ha cambiado bruscamente y está adoptando un papel más constructivo en la crisis Europea, el efecto en su divisa ha sido todo lo contrario: al eliminar el riesgo existente de la ruptura de la moneda única y asegurar la intervención en los mercados para apoyar la deuda de los países periféricos, el euro ha salido bastante fortalecido. Por otro lado, el continuo flujo de noticias no tan positivas sobre la economía en los Estados Unidos, han pesado sobre el dólar.

Nos encontramos ante una situación similar a la vivida a principios de año. La Reserva Federal retrasó hasta 2014 la fecha prevista para un aumento de los tipos de interés, mientras que el BCE anunció una mayor inyección de liquidez vía LTRO ‘’Operaciones de refinanciación a Largo Plazo’’, provocando como resultado un rebote del Euro desde sus mínimos históricos. Este rally, parece ser algo temporal y esperamos que el patrón se repita. Hay que reconocer que tendremos que revisar al alza nuestros pronósticos del Euro tras el cambio tan positivo en la política del BCE, aunque de momento permanecemos pesimistas en nuestros pronósticos a largo plazo, ya que el daño causado por las políticas de austeridad y por el retraso del BCE en mostrar su apoyo a los países periféricos continuarán proporcionando graves contratiempos al Euro.

GBP

La tasa de desempleo en el Reino Unido provocó una mezcla de opiniones la semana pasada. El informe sobre la mano de obra para el segundo trimestre sorprendió al alza con una creación neta de 236,000 puestos de trabajo y la tasa de desempleo aumento ligeramente hasta el 8,1%, principalmente por una subida en participación de la mano de obra. Medidas más oportunas, como el informe del mercado laboral, están mas en consonancia con el reducido mercado de trabajo, que sostiene nuestro punto de vista de que este el empleo alcanzo su punto máximo en verano, impulsado en parte por los Juegos Olímpicos. De todos modos, parece claro que la creación de empleo se esta viendo igualada por la oferta de la mano de obra, y por lo tanto no vemos la posibilidad de una mayor flexibilización cuantitativa por parte del Banco del Inglaterra en su próximo discurso para Noviembre. Mientras tanto, la libra ha vuelto a actuar como una versión amortiguada del Euro, apreciándose un 1,4% respecto al Dólar pero cayendo en la misma proporción respecto a la moneda única.

EUR

Un conjunto de buenas noticias procedentes de Europa impulsaron el Euro respecto la mayoría de sus divisas. Un desarrollo positivo en las áreas políticas, institucionales y macroeconómicas se llevaron a cabo. A nivel político, los votantes holandeses apoyaron los partidos Pro-Euro, rechazando cualquier opción de una Europa dividida. En el marco institucional, la propuesta de la Comisión Europea de transferir la supervisión bancaria de un nivel nacional a un nivel Europeo, fue completamente agresiva, tanto en su contenido como en su programa. De cumplirse, el BCE podría hacerse cargo de los bancos europeos con problemas a partir de Junio de 2014. Finalmente, las noticias macroeconómicas resultaron más dispares que negativas. La producción industrial sorprendió al alza, aumentando un 0,5% en lugar de continuar con la contracción que indicaban los pronósticos. Un brecha se ha abierto entre los datos de producción, de acuerdo con la estabilización del sector, y un índice del sentimiento empresarial más pesimista que la contracción. Este conjuntos de noticias alentadoras equilibraron el desastroso informe del PIB en Italia. El PIB, en el segundo trimestre cayó un 3,3% respecto al trimestre pasado. Además, esta debilidad, se expandió, afectando al gasto del consumidor y unas más que preocupantes exportaciones, que hasta ahora eran las únicas buenas noticias para los países periféricos. Creemos que este cambio más constructivo de ayuda a las economías de la periferia por parte del BCE, elimina cualquier riesgo a corto plazo de una ruptura del Euro, y por lo tanto, revisaremos nuestros pronósticos de acuerdo con esto. Los malos datos procedentes de Italia confirman nuestro punto de vista de que el futuro de la economía en Europa a largo plazo está lejos de ser positiva, por lo que mantendremos nuestro punto de vista pesimista sobre la moneda única.

USD

La reunión de la Reserva Federal el jueves pasado, fue el centro de atención de todos los inversores la semana pasada, y Ben Benanke, como era de esperar, no defraudó. Mientras que la tercera ronda de flexibilización cuantitativa era de esperar, el Presidente sorprendió a los mercados con un cambio en la forma de dirigir esta política. En primer lugar, los términos de la cantidad y el tiempo de esta flexibilización están aún por determinar, solo finalizará una vez que el mercado laboral se recupere lo suficiente. En segundo lugar, el compromiso de mantener los tipos de interés al cero por ciento no queda supeditado a las condiciones económicas durante este periodo – la Reserva Federal tiene de hecho “ el compromiso de ser irresponsable”. Este sorprendente nivel de activismo de la Reserva Federal hizo mella en el dólar, ya que los inversores revisaron al alza sus expectativas de inflación de la economía americana. Mientras que la reacción de los mercados era de esperar, pensamos que otros bancos centrales se verán obligados a seguir estas políticas, por lo que esta tendencia bajista del dólar podría cambiar completamente.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.