El dólar sigue recuperándose a medida que los inversores huyen hacia activos más seguros

Mercedes Estrada28/May/2012Análisis del Mercado de Divisas

El pesimismo se intensificó en la mayoría de los mercados financieros la semana pasada. Las materias primas, las divisas y los índices de crédito cayeron bruscamente, siendo de nuevo el dólar y los bonos de los estados no periféricos los principales beneficiados.

Curiosamente, los valores de renta variable no Europeos rompieron la tendencia, estabilizándose en una semana donde los demás activos de riesgo cayeron. Las noticias negativas provenientes de la Eurozona y China contrastaron con los informes moderadamente optimistas de los Estados Unidos. Los activos seguros se beneficiaron del pesimismo de los inversores, así el dólar aumentó un 1% y los tipos de los bonos alemanes volvieron a caer a un nuevo mínimo histórico (los bonos a dos años se subastaron la semana pasada a un interés cerca del 0%).
Las malas noticias económicas, políticas y financieras en la Eurozona condujeron al Euro a mínimos de dos años, ya que las autoridades europeas retrasaron de nuevo cualquier toma de decisión crítica hasta la cumbre que se celebrará en Junio.

La moneda única ha llegado a la cota que pronosticamos para el primer trimestre situándose por debajo de los 1,25 dólares. Hace tan solo unas semanas este pronóstico se alejaba de la estimación de casi todos los analistas. Publicaremos nuevos pronósticos para divisas esta semana.

GBP

Semana de mucha agitación en el Reino Unido. La semana pasada se publicaron los números de la inflación, las revisiones del PIB y la reunión del Comité de Políticas Monetarias, todos ellos confirman nuestro punto de vista de que el Banco de Inglaterra será considerablemente más pesimista de lo esperado. El crecimiento del PIB para el primer trimestre fue revisado a la baja en 0,4%, situándose en -1,2%. La inflación de Abril sorprendió a la baja. El índice cayó bruscamente respecto al año anterior desde un 3,5% hasta un 3%. Finalmente, la reunión del Comité de Políticas Monetarias mostró que, a pesar de la votación 8 a 1, varios miembros habían dudado de la decisión de no aumentar el balance del Banco de Inglaterra. En consecuencia, creemos que las noticias macroeconómicas negativas publicadas desde la reunión, junto con el deterioro de la crisis en la Eurozona, empujarán al Comité hacia un incremento en los objetivos de compra tan pronto como se reúnan en Junio. Por ahora, este continúa siendo un punto de vista minoritario, ya que la mayoría de los analistas no esperan la toma de estas decisiones hasta finales de verano como muy pronto. La libra continua comportándose como predijimos, como una versión amortiguada del Euro. Aumentó un 0,8% respecto a la moneda única mientras caía respecto al dólar en la misma proporción.

EUR

La cadena de malas noticias macroeconómicas y políticas de la Eurozona continuaron sin cesar durante toda la semana. Los indicadores PMI sorprendieron fuertemente a la baja, hasta llegar a 45,9 en mayo, confirmando la situación de contracción en toda la Eurozona. El sufrimiento se extiende de la periferia al centro, El índice de manufacturas alemanas cayó hasta el 44.6, lo que no augura nada bueno para la maquina exportadora alemana. Comentarios procedentes de la Eurozona coinciden con nuestro punto de vista de que estamos en una recesión que no será de corta duración. Es cada vez más claro que el futuro de la moneda única pasa ahora por una respuesta política que dé un giro de modo inequívoco desde las políticas de austeridad aplicadas hasta ahora, cuando hasta el momento hay muy pocos indicios de que dicho cambio esté en el horizonte. En la cumbre informal que tuvo lugar la semana pasada se retrasó la toma de decisiones, que no tendrán lugar hasta el próximo Consejo Europeo el 28 y 29 de Junio.

USD

Hubo una mezcla de noticias procedentes de los Estados Unidos la semana pasada. Por un lado, una serie de informes mejores de lo esperado en el sector de la vivienda confirman nuestra opinión de que este sector está proporcionando apoyo a la recuperación de EEUU, rebotando desde los mínimos de 2011. Las existencias de viviendas sin vender ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis y los precios parecen estar finalmente tocando fondo. El aumento de los alquileres en el país también parece ser consistente con una moderada escasez de viviendas, lo que prueba de que los excesos de la burbuja inmobiliaria han sido más que corregidos. Las noticias del sector industrial fueron menos favorables. El informe sobre los bienes de larga duración apunta a que cayeron bruscamente en Abril, mucha más de lo esperado, lo que se contradice en cierta medida con el informe de producción industrial del mismo mes. Sin embargo, estos datos se refieren todos al mes de Abril. Será decisivo ver como afectará el empeoramiento de la crisis en Europa en la confianza empresarial, y por lo tanto habrá que esperar a los datos de Mayo, encabezados por el informe sobre el desempleo de la próxima semana. Por ahora, mantenemos nuestra visión optimista de EEUU y del dólar, si bien, con cierta cautela.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.