PLN: Esperamos una leve apreciación del Zloty polaco frente al Euro
El Zloty polaco (PLN) se ha mantenido relativamente estable frente al Euro en los últimos meses. La baja volatilidad en el par EUR/PLN se debe, en gran parte, a la falta de acción política del Banco Nacional de Polonia (NBP) y a la falta de noticias importantes que pudieran cambiar la percepción de los inversores hacia Polonia.
En contraste con la venta masiva sufrida por el PLN a finales del año pasado, los datos macroeconómicos de Polonia han sido excepcionalmente sólidos, con una serie de indicadores clave que alcanzaron máximos de varios años. La economía polaca registró un crecimiento anual del 5,1% en 2018, en parte, debido a una mejora en el mercado laboral: el desempleo en Polonia es uno de los más bajos de Europa. También ha habido un aumento en los salarios que ha sido más amplio que en años anteriores. Al mismo tiempo, no ha habido nada que sugiera que hayan surgido desequilibrios significativos en la economía polaca. La situación fiscal es bastante estable, con un déficit del sector público de 0,5% del PIB en 2018. Esto, combinado con una aceleración en el crecimiento económico, la relación deuda/ PIB de Polonia probablemente disminuyó el año pasado, debería llevar a una mejora en la percepción de los inversores.

Unos fundamentos macroeconómicos sólidos y una perspectiva fiscal optimista convencieron a la agencia S&P para elevar la calificación crediticia de Polonia en octubre. Nosotros estábamos entre los pocos analistas que habían anticipado tal decisión y muchos analistas estaban convencidos de que no podríamos ver un movimiento en 2018. S&P no es la única agencia de calificación que ha notado una mejora en la situación económica de Polonia; las “tres grandes” agencias revisaron el crecimiento y las previsiones para el país en 2018. Teniendo en cuenta el entorno económico estable y la situación fiscal positiva, la opinión de las agencias hacia Polonia debería seguir siendo favorable.

A pesar de los altos niveles de crecimiento económico, que probablemente superarán la tasa de crecimiento potencial, el crecimiento dinámico de los salarios y el robusto gasto gubernamental, la inflación en Polonia sigue siendo relativamente baja. La ausencia de presión inflacionaria puede estar relacionada con una alta productividad, así como con una presión de precios similarmente baja en la zona euro pero, no obstante, es sorprendente y, particularmente, teniendo en cuenta la situación de los países de la región como República Checa o Hungría. La inflación cayó en el último trimestre de 2018, aunque esto se debió, principalmente, a los menores precios de los alimentos y el petróleo. Los precios al consumidor aumentaron un 0,9% en enero, lo que puede vincularse a precios de energía más bajos.

Dada la baja presión inflacionaria y el apoyo de factores externos, el banco central de Polonia, el Banco Nacional de Polonia (NBP), ha seguido manteniendo los tipos de interés estables. Tanto la tasa de inflación principal como la general se han mantenido por debajo o en el límite inferior del objetivo de 2,5% +/- 1% del banco central, lo que garantiza que los responsables de política monetaria podrían justificar fácilmente una decisión de este tipo. La falta de desequilibrios significativos en la economía polaca, así como las acciones limitadas del BCE en 2018, también han apoyado los tipos estables en Polonia.

Creemos que, en general, observaremos tendencias similares a las de 2018 en los próximos meses. Esperamos que el crecimiento económico se mantenga sólido, en el centro del rango de crecimiento potencial del país (3 - 4%). Vemos algunos riesgos externos y no podemos esperar que factores internos, como el mercado laboral restringido, apoyen a la economía en la medida en que lo hizo en los últimos años. Hemos observado una reducción de la demanda externa, lo que es una mala noticia para el sector manufacturero de Polonia, así como para las exportaciones del país. Si bien el PMI manufacturero no es el mejor indicador para sacar conclusiones sobre la situación económica en un país como Polonia, es importante señalar que el índice cayó a 47,6 en febrero, su nivel más bajo en 4 años. Esto refleja, principalmente, los temores respecto a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la desaceleración en la zona euro y las propias limitaciones del país derivadas del mercado laboral. No esperamos que estas tendencias negativas continúen y, por lo tanto, somos bastante optimistas respecto a las perspectivas de Polonia.

¿Cuáles son las limitaciones del mercado laboral de Polonia? Parece que el país está cerca del estado de la llamada “tasa natural” de desempleo. El desempleo en Polonia ha seguido disminuyendo (antes de invierno), el empleo está aumentando aunque es más lento y el crecimiento del salario sigue siendo alto.

A pesar de la desaceleración económica esperada, no creemos que la inflación caiga, de hecho, todo lo contrario. Pensamos que la inflación en el próximo año será relativamente limitada. En nuestra opinión, el crecimiento de los precios al consumidor, que se verá respaldado por una mejora en las condiciones del mercado laboral, debería alcanzar aproximadamente la mitad del objetivo de inflación para finales de año. Esperamos una mayor aceleración de la inflación en 2020 causada por las expectativas de salidas de trabajadores ucranianos como consecuencia de la apertura del mercado laboral de Alemania.

Hemos declarado anteriormente que no esperamos que factores externos influyan en el Zloty de manera negativa y que creemos que la situación doméstica del país debería respaldar más a la moneda polaca. Por lo tanto, esperamos una leve apreciación del Zloty frente al Euro. Sin embargo, creemos que es probable que esta apreciación sea un poco más limitada de lo que se había visto anteriormente. Las recientes comunicaciones y el último conjunto de proyecciones del NBP parecen sugerir que los tipos estables del banco central probablemente se mantengan a corto plazo. En nuestra opinión, existe una posibilidad razonable de que los tipos puedan subir en 2020 aunque, como parece ser el caso en la zona euro, pueden tardar más de lo esperado y producirse más allá del comienzo del próximo año. Por lo tanto, revisamos al alza nuestra previsión para el EUR/PLN en comparación con nuestra última revisión.
Imprimir