La libra se hunde mientras el acuerdo de Brexit se encuentra en apuros
La libra terminó una semana de extrema volatilidad hundiéndose frente a todas las principales monedas del mundo.
Las esperanzas crecieron a principios de la semana pasada debido a que los rumores de que el borrador de acuerdo con la UE era inminente. Sin embargo, una vez que el acuerdo se hizo público, la reacción por parte del ala euroescéptica del partido conservador dejó en duda el liderazgo de May y los mercados reaccionaron bruscamente. Mientras el mercado estaba eclipsado por el debacle del Brexit, el dólar estadounidense también tuvo una semana difícil ya que las tasas del Tesoro de Estados Unidos volvieron a retroceder tras las decepcionantes noticias económicas.

No hay noticias importantes para esta semana y habrá tranquilidad en cuanto a publicaciones antes de las vacaciones de Acción de Gracias en Estados Unidos. Se esperarán reacciones exageradas a los titulares políticos de Reino Unido mientras Theresa May intenta defender su proyecto de acuerdo y su futuro político.

EUR



Las noticias sobre el Brexit robaron el foco político la semana pasada pero el estancamiento en el tema del presupuesto italiano continúa obstaculizando el desempeño de la moneda común. Ni Roma ni la Comisión Europea han cambiado sus respectivas posiciones. El enfrentamiento, inicialmente, llevó al EUR/USD a sus mínimos del año la semana pasada. Sin embargo, la caída de los rendimientos en EEUU dañó la confianza del dólar a nivel mundial lo que permitió que la moneda común registrara una modesta ganancia en la semana.

Este miércoles se conocerá un nuevo capítulo de la saga referente al presupuesto italiano ya que la Comisión Europea decidirá sobre la apertura de un Procedimiento de Déficit Excesivo contra Roma. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el proceso es lento y extenso y es poco probable que ofrezca titulares para mover el mercado. Es probable que el euro se negocie, principalmente, según los acontecimientos de otros lugares, principalmente de Reino Unido.


GBP



Las noticias económicas fueron nuevamente eclipsadas por las noticias del Brexit. El optimismo sobre el borrador de acuerdo alcanzado con la UE se disipó a lo largo de la semana cuando varios ministros dimitieron en protesta por el borrador. Los opositores de May no tienen todavía suficientes firmas para forzar el voto de confianza y, como resultado, la libra se ha estabilizado un poco. La clave estará en ver si estos opositores pueden reunir las 48 firmas requeridas para forzar la votación. Hasta ahora, el número ronda la mitad aunque se rumorea que algunos parlamentarios adicionales han firmado en secreto.

USD



Los datos de inflación decepcionaron, nuevamente, las expectativas en Estados Unidos. La inflación subyacente de los consumidores, que excluye los componentes volátiles de alimentos y energía, se redujo ligeramente a 2,1% en el año. Ante la ausencia de cualquier signo preocupante que indique una tendencia alcista en la inflación, recordamos las declaraciones del presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, quien declaró al Wall Street Journal que no está seguro de apoyar un aumento de tipos de interés en diciembre. Si bien aún esperamos que la subida se produzca, creemos que el reciente retroceso en las expectativas del mercado para las alzas de 2019 está justificado y seguimos siendo escépticos sobre la fortaleza del dólar desde aquí.
Imprimir