La Fed pesa sobre el dólar mientras las monedas ligadas al petróleo se recuperan
El hecho de que las alzas de tipos en 2019 por parte de la Reserva Federal no estén garantizadas ha causado que los tipos de interés de EEUU vuelvan a bajar y, a su vez, arrastren al dólar a la baja.
El euro ignoró, en gran medida, las protestas en Francia contra Macron, mientras que la libra sigue tambaleándose ya que el acuerdo de May puede ser rechazado por el Parlamento. Más allá del G10, los precios del petróleo, más estables, fortalecen a las monedas de los países exportadores del producto como el rublo ruso y el peso colombiano, mientras que las divisas de los países importadores, como Turquía o Sudáfrica, se ven debilitadas.

Esta semana esperamos que regrese la volatilidad al mercado de divisas. La votación del Parlamento, el martes, sobre el acuerdo de Brexit de May, probablemente, traerá una volatilidad extrema para la libra. La reunión del BCE, el jueves, podría exprimir más al euro si el camino hacia tipos más altos se mantiene sin cambios a pesar de la reciente debilidad de los datos.

EUR



La reunión del BCE, el jueves, aclarará si las recientes decepciones en los datos de la zona euro han llevado al Consejo a considerar retrasar su calendario para futuras alzas. Creemos que la tendencia bajista en el PMI de actividad económica es temporal, pero es más difícil obviar la debilidad de la inflación subyacente en la zona euro. Sin embargo, las expectativas del mercado ya son extremadamente bajas y éste está considerando que la tasa depósito no llegará a cero hasta 2021, demasiado pesimista desde nuestro punto de vista. Creemos que los riesgos en torno a la reunión del BCE están claramente sesgados hacia un resultado menos moderado que el esperado y, por lo tanto, no se puede rechazar una pequeña contracción que empuje al alza al euro.

GBP



No hace falta decir que nada importa para la libra excepto la votación del Brexit esta semana. Existe una creencia, casi universal, de que el acuerdo no se aprobará, pero el margen de los votos será clave. Creemos que una diferencia de más de 80 votos llevaría a los mercados a cotizar una caída del Gobierno y, posiblemente, un Brexit difícil, lo que provocaría la caída de la libra.

USD



Si bien los titulares del informe de nóminas fueron algo decepcionantes, creemos que el informe fue, en general, consistente con un mercado laboral que todavía se está fortaleciendo moderadamente. Sin embargo, estamos de acuerdo con la percepción del mercado de que las alzas por parte de la Reserva Federal en 2019 no están garantizadas y es probable que el FOMC haga una pausa para ver si las presiones inflacionarias se recuperan. No esperamos que esto suceda pronto. Seguimos esperando un aumento en la próxima reunión de diciembre pero, ahora, no esperamos ningún cambio en 2019. El escenario está listo para que otras monedas del G10 comiencen un lento camino hasta la convergencia con los tipos de EEUU y prevemos que esto será ligeramente negativo para el dólar.
Imprimir