El euro cae después de que el BCE recorte las proyecciones y anuncie nuevos préstamos TLTRO
El euro cayó otro medio punto porcentual frente al dólar estadounidense este jueves hasta su posición más débil en tres semanas después de que el BCE emitiera una evaluación más “dovish” de la economía de la zona euro de lo que la mayoría de los economistas habían anticipado.
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, continuó hablando sobre los riesgos a la baja para la economía de la zona euro, afirmando que los factores geopolíticos y el proteccionismo pesaban sobre el sentimiento. También afirmó que las previsiones de la economía de la zona euro ahora estaban “a la baja”, sugiriendo que la reciente desaceleración económica observada en el bloque podría ser más prolongada de lo que inicialmente se anticipó.

La gran mayoría del mercado, incluidos nosotros mismos, habíamos anticipado una rebaja en el crecimiento de 2019 por parte del BCE en el día de hoy, aunque la magnitud de la revisión fue mayor de lo que esperábamos. El Consejo de Gobierno ahora espera que la economía del bloque se expanda solo un 1,1% año a año en 2019, con Draghi citando la debilidad del comercio mundial como el factor principal de dicha desaceleración. Esta es una revisión muy considerable desde la estimación anterior del 1,7% y marcaría la tasa de expansión más lenta del bloque desde 2013.

Draghi también alcanzó un tono moderado respecto a la posibilidad de que la inflación en la zona euro regrese al objetivo de “cercano pero por debajo del 2%” en un futuro cercano. Los responsables de política monetaria ahora piensan que la inflación tardará más en converger con el objetivo de lo que se había anticipado, lo que justifica reducir sus pronósticos de crecimiento de los precios a solo 1,2% para 2019 desde la proyección del 1,6% de diciembre. Dado que el único mandato del banco es devolver la inflación al nivel objetivo esta es una rebaja muy significativa que sugiere que tipos de interés más altos por parte del BCE siguen estando muy lejos. Los responsables políticos también afirmaron que los tipos se mantendrían en el nivel actual al menos hasta finales de 2019, en lugar de “hasta el verano de 2019” como habían dicho anteriormente.

Además, el BCE también sorprendió al mercado al anunciar que pretende lanzar una nueva ronda de TLTRO (Operaciones de Refinanciación a Largo Plazo) destinadas a elevar la actividad e impulsar la confianza en la economía del bloque. Si bien los detalles del programa, que conlleva que el BCE emita préstamos a largo plazo a bancos europeos, no se anunciaron durante la rueda de prensa, las medidas comenzarán en septiembre de 2019 y se extenderán hasta marzo de 2021, cada una con vencimiento a dos años.

El grado del conjunto de comunicaciones del BCE, completamente moderado, tomó al mercado por sorpresa, lo que provocó que el euro perdiera alrededor de medio punto porcentual de su valor frente al dólar. Esto asegura que el par ahora se está negociando peligrosamente cerca de su posición más débil desde noviembre.

Ahora confiamos más que nunca en que el BCE mantendrá su política estable a lo largo del 2019 y posiblemente muy entrado 2020. La clave de la política del BCE sigue siendo el nivel de inflación subyacente y, hasta que veamos signos significativos de una tendencia alcista en esta medida, creemos que una política más estricta por parte del Banco Central Europeo sigue estando muy lejos. Teniendo en cuenta la posibilidad de que los tipos de la Reserva Federal no cambien de manera similar en 2019, continuamos pronosticando un EURUSD más o menos estable en 2019, aunque en niveles, a corto plazo, más bajos de lo que habíamos anticipado previamente.
Imprimir