Ebury traslada toda su operativa con divisas en España y en el mundo al modo remoto blindando el servicio a clientes y preservando la seguridad de sus empleados
La operatividad de nuestra compañía descansa sobre un modelo tecnológico basado en la nube que permite el trabajo no presencial. Este modelo ya ha sido testado y ejecutado con éxito en nuestras oficinas de Hong Kong, Singapur y Milán.
E
n Ebury ya hemos trasladado toda nuestra operativa de negocio en España y en el resto del mundo al modo remoto con el fin de asegurar la dispensación de servicios financieros a nuestros clientes con completa normalidad y preservar la seguridad de nuestros empleados.

La actividad de Ebury está soportada por un modelo tecnológico basado en la nube, lo que nos permite ejecutar todos nuestros procesos de forma remota. Se trata de un modo de operación ya testado, que ha sido ejecutado con éxito desde hace semanas en Hong Kong, Singapur y Milán.

Contamos con nuestro propio centro de desarrollo tecnológico en Málaga, encargado de dar soporte a las 25 unidades de negocio que Ebury tiene instaladas en 20 países. Esta capacidad permite a los más de 1.000 empleados que tenemos en el mundo ofrecer idénticos estándares de servicio a una cartera de clientes que a día de hoy se eleva a 45.000 empresas.

Desde Ebury consideramos que, en la actual coyuntura de los mercados, y ante la previsión de que la volatilidad siga instalada en los mismos durante las próximas semanas, será mas necesario que nunca que las empresas puedan efectuar sus pagos y cobros internacionales y gestionar su riesgo de tipo de cambio de manera sencilla y eficiente.

Nuestra tecnología siempre se ha basado en la nube para permitirnos ejecutar todos nuestros procesos de forma remota. Esta capacidad se ha vuelto en estos momentos imprescindible para mantener los habituales niveles de servicio.

Luis Azofra, Country Manager de Ebury España, señala que: “Nuestra misión de ayudar a las empresas a operar internacionalmente es ahora más relevante que nunca, porque urge que la maquinaria productiva y comercial se normalice lo antes posible".
Imprimir