El dólar se vende en medio de un sentimiento global mejorado
El “agresivo recorte” de la Reserva Federal la semana pasada hizo poco para ayudar al dólar estadounidense.
L
os datos económicos en todo el mundo muestran un tono moderadamente más positivo, especialmente en relación a las deprimidas expectativas de hace unas semanas. Por ahora, el efecto en los mercados de divisas ha sido revertir los flujos refugio hacia el dólar, lo que hace que éste baje frente a cada moneda del G10, salvo el dólar canadiense. Los mercados emergentes también tuvieron otra semana fuerte, con la excepción del peso chileno y del rand sudafricano, acosados ambos por problemas interno.

Ahora que las reuniones de los principales bancos centrales no están en el punto de mira, es poco probable que traigan cambios importantes en el futuro cercano, la atención se centra nuevamente en los datos económicos para guiar a los mercados de divisas. Además de la reunión del Banco de Inglaterra el jueves, prestaremos mucha atención a los datos de pedidos industriales y de fábrica de la zona euro.

EUR



Estamos viendo dos desarrollos paralelos que podrían ser positivos para la moneda común. Primero, los datos fuertes (el crecimiento del PIB y la inflación subyacente) están superando las bajas expectativas establecidas por datos de encuestas, más subjetivos (como los índices PMI). En segundo lugar, el coro de responsables de política monetaria que solicitan un estímulo fiscal como complemento al estímulo monetario del BCE es cada vez más fuerte. La nueva presidenta del BCE, Lagarde, ha dejado claro que está completamente en sintonía con Draghi en este frente. Las débiles cifras del sector manufacturero alemán y el aumento populista en algunas elecciones estatales alemanas significan que, al margen, este estímulo es cada vez más probable. Creemos que cualquier noticia importante en este frente sería un catalizador para un rally del euro.

USD



La Reserva Federal recortó los tipos la semana pasada como se esperaba pero, en contra de las expectativas del mercado, dejó claro que se mantendrá en espera a menos hasta que la economía de EE.UU se debilite desde su actual velocidad de crucero. Asimismo, se sugirió que el umbral para tipos más altos es todavía mayor y tendrán que verse evidencias claras de presión inflacionaria significativa antes de considerar tal movimiento. Sin embargo, los mercados ignoraron este “recorte agresivo” y se centraron, en cambio, en el alivio de las tensiones entre China y Estados Unidos, el tono generalmente mejor de las noticias económicas en todo el mundo y la eliminación de las perspectivas de un Brexit sin acuerdo para enviar a los activos de riesgo al alza y al dólar a la baja.


GBP



La libra continúa beneficiándose de la eliminación de los riesgos del Brexit sin acuerdo, que el mercado, ahora, valora con menos del 10% de probabilidades. Sin embargo, la recuperación de la semana pasada tuvo más que ver con la debilidad general del dólar que con la fortaleza de la libra. En línea con nuestras expectativas, los políticos de Reino Unido han aceptado que unas elecciones generales son una condición previa para cualquier solución del Brexit y, ahora, están programadas para el 12 de diciembre. Dado el gran liderazgo conservador en las encuestas, nuestro caso base es una cómoda mayoría tory que permita un Brexit ordenado en los términos del segundo acuerdo rechazado por el Parlamento. En este escenario, hay espacio para nuevas ganancias de la libra pero observamos que los laboristas superaron las encuestas en las últimas elecciones y no se puede descartar un parlamento bloqueado.
Imprimir