Los crecientes temores sobre la guerra comercial guían los mercados
La respuesta de China a las amenazas de Trump durante el fin de semana ha aumentado la tensión en los mercados financieros.
Los mercados de divisas continúan operando con relativa calma en comparación con la mayoría de otros activos aunque el peso mexicano perdió todas sus ganancias de 2019 y terminó con una pérdida de más del 3% frente al dólar después de las amenazas de Trump. La libra tuvo, una vez más, el peor desempeño del G10 ya que el mercado está nervioso por el caos político y la falta de pistas para resolver el Brexit.

La política y el impacto potencial de una guerra comercial en el crecimiento económico se están viendo reflejados en los datos y en las noticias políticas y se están erigiendo como factores que mueven el mercado. Hay quien ha estado revisando a la baja sus perspectivas para los próximos movimientos de los bancos centrales del G10, pidiendo recortes en los tipos de interés allí donde éstos son positivos, particularmente en Estados Unidos. Creemos que es mejor esperar a que los datos reales reflejen la hipotética desaceleración y, por ahora, se está cumpliendo nuestro pronóstico de que la Reserva Federal no realice ningún movimiento.

Esta semana, el evento clave será la reunión de junio del BCE, el jueves. El viernes, conoceremos las nóminas no agrícolas de EEUU que también proporcionarán cierta volatilidad al final de la semana.

EUR



El euro se mantiene relativamente bien frente a la aversión al riesgo y la amenaza de guerras comerciales. Ésta será una semana ocupada para la moneda común. Además de la reunión crítica de junio del BCE, mañana veremos, por primera vez, los datos de inflación de mayo. El consenso espera una caída desde las decepcionantemente bajas cifras del primer trimestre de 2019. El mercado también parece esperar un mensaje muy moderado del presidente Draghi, el jueves. Este consenso crea las condiciones perfectas para una recuperación del euro si los datos o las comunicaciones del BCE son más positivas de lo que muchos esperan.

GBP



La incertidumbre del Brexit sigue aumentando. Las encuestas en Reino Unido predicen una agitación política ya que tanto los conservadores como los laboristas serán superados por los partidos con una posición más clara sobre el tema del Brexit: los demócratas liberales en el lado restante y el más nuevo “Farage” o aquellos que abandonan. El reloj hacia la nueva fecha límite de octubre sigue corriendo y no hay señales de que se esté haciendo ningún progreso. Los mercados están claramente descontentos con ello y la libra terminó la semana, nuevamente, en la parte inferior del ranking del G10. No está programado que se publiquen noticias críticas esta semana por lo que los titulares políticos deberían continuar impulsando el rendimiento de la libra.

USD



Mientras un grupo de economistas está ocupado pidiendo recortes por parte de la Reserva Federal en los tipos de interés, los datos cuentan una historia diferente. En general, con un crecimiento económico constante, una fuerte creación de empleo, aumentos salariales reales y presiones inflacionarias inactivas, continuaría sin cambios, en nuestra opinión. Las tensiones comerciales y los aranceles son factores negativos a medio plazo pero creemos que, a medida que se revele el daño económico y financiero que acarrean, la administración Trump sufrirá una enorme presión para alcanzar acuerdos. Por lo tanto, mantenemos nuestra llamada a que no haya recortes y creemos que el informe de empleo del viernes brindará más apoyo a nuestra opinión.
Imprimir