Los rangos estrechos se mantienen a pesar de la agitación comercial
El afán de Trump por dar volatilidad a los mercados financieros a través de tweets intemperantes ha creado, hasta ahora, movimientos de doble sentido en las monedas del G10, aunque las divisas de mercados emergentes han tenido un momento más difícil.
L
as reuniones de bancos centrales de Jacksonhole, la semana pasada, no agregaron mucha información nueva sobre el futuro político, por lo que toda la atención, por ahora, se centra en el frente comercial. Los aranceles de represalia entre China y EE.UU estarán vigentes a partir del 1 de septiembre pero, como está escrito, Trump parecía estar dando señales conciliadoras.

Además de los titulares impredecibles en el frente comercial, los inversores prestarán atención a si la incertidumbre resultante se filtra a las cifras económicas reales. Hay alguna evidencia de que esto está sucediendo en Europa pero, en menor medida, en EE.UU. Las cifras de inflación tanto de EE.UU como de la Eurozona también deberían proporcionar cierta volatilidad en el mercado el viernes.

EUR



El sentimiento empresarial en toda la zona euro parece estabilizarse a un nivel consistente con un modesto crecimiento económico. Sin embargo, se ha abierto una gran brecha entre el sector manufacturero, azotado por la incertidumbre sobre el comercio mundial, y el sector servicios. El euro se ha mantenido en un rango estrecho durante este período ya que los mercados aguardan a la reunión clave del BCE de septiembre y el esperado anuncio de nuevas medidas de estímulo. Prestaremos atención a la publicación de las cifras de inflación de la zona euro, el viernes por la mañana, en busca de signos de la tan esperada tendencia al alza de la inflación subyacente.

USD



Hasta ahora, los ataques comerciales de Trump han tenido el efecto contrario al que él pretendía. El dólar se ha fortalecido frente a las monedas de mercados emergentes, particularmente, frente al Yuan chino, que ha tenido el peor mes desde 2005. No hay signos en las cifras comerciales de que los aranceles estén teniendo un efecto positivo en el déficit comercial de Estados Unidos. Es por ello que seguimos esperando una resolución exitosa al conflicto comercial y una recuperación de las monedas de mercados emergentes frente a la mayoría de divisas del G10.

GBP



Los últimos titulares de las negociaciones del Brexit parecieron tranquilizar a los mercados ya que un resultado sin acuerdo parecía, al menos, el menos probable, lo que condujo a un repunte de la libra en las últimas semanas. El centro de atención, ahora, está en la oposición y su intención de bloquear un Brexit sin acuerdo tan pronto como el Parlamento se vuelva a reunir en septiembre. No creemos que el problema del Brexit pueda resolverse sin unas elecciones generales y, por lo tanto, esperamos que la volatilidad de la libra vuelva de forma significativa en las próximas semanas. Mientras tanto, es probable que las cifras económicas sean ignoradas en los mercados.
Imprimir