El repunte de las divisas emergentes resta atractivo a algunos destinos exóticos

Imprimir

Escrito por Lara González