El dólar cae bruscamente a medida que las emergentes se recuperan con fuerza; los problemas del Brexit hunden a la libra

Enrique Díaz-Álvarez24/Sep/2018Análisis del Mercado de Divisas

Un amplio rally por parte de los activos de riesgo la semana pasada golpeó a las monedas refugio en general y al dólar en particular. Los fuertes rebotes de las monedas de los mercados emergentes y de las más desgastadas del G10 provocaron que el dólar tuviera un rendimiento inferior al de todos los pares importantes, excepto el yen japonés. Sin embargo, la libra no se benefició de la debilidad del dólar ya que las noticias de que las negociaciones del Brexit están estancadas por el rechazo de la UE al “plan Checkers” golpearon a la libra el viernes y provocaron que perdiera todas las ganancias de la semana en pocas horas.

Ahora, en la cuarta semana de este descenso del dólar, la pregunta clave es si esto es sólo una debilidad temporal o una tendencia sostenida provocada por la convergencia en las políticas monetarias en los países del G10, ya que cada vez más bancos centrales siguen el ejemplo de la Reserva Federal y comienzan a reforzar su postura. La reunión de esta semana de la Reserva Federal proporcionará información crítica para responder a la pregunta. Cualquier avance político en torno al Brexit también será seguido de cerca por el mercado después de las malas noticias y el rendimiento de la libra la semana pasada.

EUR

Una semana muy tranquila en relación a noticias en la Eurozona llevó a que el euro reaccionara principalmente en función de las noticias de otros lugares. Oportunamente siguió el rally general frente al dólar estadounidense pero cedió algunas ganancias en reacción a las malas noticias sobre el Brexit el viernes.

Cada vez nos centramos más en la inflación como clave para el futuro ajuste por parte del BCE y, en consecuencia, la futura dirección del par EURUSD. Esta semana obtenemos datos de inflación preliminares para septiembre. Para que el cronograma de alzas del tercer trimestre de 2019 siga por buen camino, debemos ver una clara tendencia alcista en la inflación subyacente de la Eurozona pronto. Los pronósticos para los datos que se conocerán esta semana, concretamente el viernes, son muy moderados, situando a la medida en el 1%. Incluso una modesta sorpresa al alza tendría un impacto positivo en la moneda común.

GBP

La libra experimentó una de sus semanas más volátiles del año. Una sorpresa alcista en los datos de inflación hizo avanzar las perspectivas de aumentos de tipos por parte del Banco de Inglaterra e hizo ascender a la libra. Sin embargo, la noticia de que la UE había rechazado rotundamente el llamado “plan Checkers” de la primera ministra May y que las negociaciones del Brexit corrían el riesgo de colapsar llegó a los mercados provocando la peor actuación de la libra en un día desde el referéndum.

Con pocas noticias disponibles en Reino Unido, esperamos que la libra continúe operando en respuesta a los rumores o los titulares de las negociaciones del Brexit.

USD

La reunión de la Reserva Federal de esta semana se perfila como particularmente importante. Aunque se espera una nueva subida en la tasa, existe una gran incertidumbre en torno a las comunicaciones de la Reserva Federal. Parece que los mercados esperan una notable revisión al alza en las previsiones de crecimiento de la Fed, la inflación y, tal vez, los tipos futuros en el famoso “diagrama de puntos”. Sin embargo, a pesar de esto, el dólar ha estado cayendo durante tres semanas consecutivas. Creemos que el billete verde puede inclinarse a la baja si la Fed mantiene inalterada su orientación de la reunión anterior.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.