Los fuertes datos económicos de EEUU detienen la venta masiva de dólares

Enrique Díaz-Álvarez05/Feb/2018Análisis del Mercado de Divisas

El dólar estadounidense finalmente se tomó un descanso la semana pasada contra la mayoría de sus pares. Además del tenso posicionamiento provocado por las semanas de implacable venta masiva, el informe de nóminas de EEUU mostró signos de que el mercado laboral está conduciendo a mayores aumentos salariales, una noticia que la Reserva Federal estará muy complacida de escuchar. La variación de los tipos de interés en EEUU redujo los precios de los activos en todo el mundo ya que los bonos del Tesoro estadounidense a diez años subieron a máximos de varios años. En el mercado de divisas, el informe de nóminas estabilizó al dólar frente a las monedas europeas y lo hicieron subir más que la mayoría de las demás monedas. El yen japonés tuvo un momento particularmente difícil ya que el Banco de Japón trató de reafirmar su compromiso de aumentar sus compras de bonos a corto plazo. Las monedas de mercados emergentes también tuvieron una semana difícil, derrumbada por el aumento en los rendimientos de EEUU y el ataque generalizado de aversión al riesgo que se extendió a través del mercado de acciones después de las recientes ganancias.

Esta semana, el evento clave en los principales mercados de divisas será la reunión del Banco de Inglaterra el jueves. El índice PMI de la actividad comercial de la zona euro este lunes debería hacer poco más que confirmar las perspectivas de crecimiento en una semana floja en cuanto a datos. La evolución de la política de EEUU debería ser el factor determinante para el dólar estadounidense.

EUR

Si bien los índices de actividad comercial PMI y las cifras de crecimiento del PIB confirmaron que se está produciendo un fuerte repunte económico, no hay señales de que esto se esté traduciendo en presiones sostenidas sobre los precios. La inflación subyacente de enero confirmó que este indicador clave languidecía lejos de los objetivos del BCE, impulsado por la debilidad en los precios almemanes.

No habrá noticias significativas esta semana en la zona euro, por lo que la moneda común se negociará en otros lugares. El diferencial de rendimiento cada vez más amplio con EEUU y el nuevo y, desde nuestra opinión, largo posicionamiento del euro hacen que éste sea vulnerable ante un importante retroceso a corto plazo.

GBP

Una semana mixta en cuanto a datos macroeconómicos. La debilidad de los indicadores de la actividad empresarial del sector de la construcción reavivó las preocupaciones sobre un diferencial cada vez mayor en el rendimiento económico entre la zona euro y Reino Unido. Los mercados continúan centrados en la ausencia de malas noticias sobre las negociaciones del Brexit y las perspectivas de tipos de interés más altos en Reino Unido. En consecuencia, la libra ignoró los datos económcios y terminó la semana sin cambios frente al euro y al dólar.

El gran evento esta semana será la reunión de febrero del Banco de Inglaterra este jueves. Los mercados no esperan ninguna acción pero se analizará minuciosamente el informe de inflación en busca de pistas sobre el momento exacto para la próxima subida de tipos a corto plazo.

USD

Los sólidos datos finalmente pusieron un suelo para el dólar estadounidense la semana pasada. Sin duda, la noticia más relevante fue el inofrme de nóminas, sorprendentemente optimista para el mes de enero. Además de un fuerte ritmo de creación de empleo y una baja tasade desempleo, finalmente se vieron aumentos salariales saludables, exactamente el tipo de datos que la Reserva Federal había estado esperando. Los salarios aumentaron un 2,9% en el año, muy por encima de la inflación. Los datos anteriores también fueron revisados al alza.

Ahora entramos en una semana de datos relativamente floja en EEUU. Creemos que la marcha alcista en los rendimientos continuará ya que los mercados avanzarán cuatro aumentos de 0,25% por parte de la Reserva Federal este 2018 y esto presionará al alza al dólar contra todos sus pares.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.