El euro alcanza nuevo máximo de tres años a pesar de las advertencias del BCE

Enrique Díaz-Álvarez26/Jan/2018Análisis del Mercado de Divisas

El euro subió hasta un nuevo máximo de tres años por encima del nivel de 1,25 frente al dólar estadounidense este jueves por la tarde después de la primera reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo.

A pesar de expresar incomodidad por el reciente repunte del euro, una evaluación relativamente optimista de la economía de la eurozona por parte del presidente del BCE, Mario Draghi, fue suficiente para elevar a la moneda casi un uno por ciento durante el día. Tras anunciar que el Banco Central dejaría su política sin cambios este mes, Draghi avivó la especulación sobre si el BCE podría poner fin a su programa de flexibilización cuantitativa en 2018. Expresó optimismo sobre la recuperación, alegando que la economía de la zona euro está creciendo a un ritmo más rápido y “robusto” de lo esperado. Si bien la inflación aún no muestra signos convincentes de una tendencia al alza, según el Consejo de Gobierno, también hay una creciente confianza entre el comité de que volverá a su objetivo.

Los inversores pasaron por alto los intentos de Draghi de sofocar el último rally del euro. Draghi mencionó explícitamente la fortaleza de la moneda durante su discurso de apertura de la rueda de prensa, recuperando la advertencia sobre la volatilidad del tipo de cambio no utilizada desde septiembre. Afirmó que “la reciente volatilidad en el tipo de cambio representa una fuente de incertidumbre que requiere ser vigilada”.

La advertencia de que los tipos no subirían en el corto plazo tampoco detuvo al euro. Como hemos estado diciendo durante varios meses, no creemos que las condiciones económicas, dado el débil entorno inflacionario, justifiquen la necesidad de mayores tipos de interés en la zona euro este año. Esta opinión fue compartida por Draghi, quien dejó claro que no anticipa la necesidad de tipos más altos en 2018, afirmando que ve “muy pocas posibilidades de que los tipos de interés se puedan elevar este año”. Teniendo en cuenta estos comentarios, la magnitud de la apreciación del euro este jueves es sorprendente y, en nuestra opinión, algo exagerada.

La evaluación del BCE en esta reunión no contribuye en cambiar nuestra opinión de que el banco, probablemente, finalice su programa de flexibilización cuantitativa en la fecha de finalización prevista, en septiembre. Sin embargo, con la inflación subyacente en el área del euro aún estancada por debajo del 1% y con Draghi aparentemente con poca prisa para comenzar a subir los tipos, creemos que el primer aumento de los mismos desde 2011 será poco probable hasta mediados de 2019. Esto es actualmente, más tarde de lo que está valorando el mercado.

Seguimos opinando que los amplios diferenciales de tipos de interés entre EEUU y la Eurozona presionará al euro en los próximos meses, el cual, por otra parte, ya está sobrecomprado. Sin embargo, dado el sentimiento adverso actual hacia el dólar estadounidense y la reciente apreciación de la moneda común, pronto aumentaremos, como mínimo, nuestras proyecciones a corto plazo del par EUR/USD al alza.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.