El dólar ruge a medida que los recortes impositivos de Trump se acercan

Enrique Díaz-Álvarez18/Dec/2017Análisis del Mercado de Divisas

El dólar estadounidense tuvo unos días bastante mixtos la semana pasada. La moneda cayó inicialmente a su posición más débil en casi un mes después de la reunión de diciembre de la Reserva Federal, a pesar de que el FOMC anunció su tercer alza de tipos de interés en 2017.

Sin embargo, el dólar recuperó terreno a finales de la semana con la esperanza de que los amplios recortes impositivos en EEUU pudieran aprobarse antes de fin de año. El viernes, los negociadores republicanos en el Congreso dieron los últimos toques a la revisión fiscal que los inversores esperan que pueda impulsar el crecimiento en los EEUU el próximo año y acelerar el ritmo de alzas de tipos de la Reserva Federal.

En una semana ocupada por reuniones de los bancos centrales, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo mantuvieron estable la política. El BCE continuó reiterando que los aumentos de los tipos de interés en la zona euro siguen muy lejos, mientras que el Banco de Inglaterra, por su parte, también fue bastante moderado y advirtió que el crecimiento de la economía del Reino Unido podría reducirse en el último trimestre.

Esta semana debería ser un poco silenciosa en los mercados de divisas a medida que nos acercamos a las vacaciones de invierno. Las cifras de inflalción de la Eurozona esta mañana y las cifras de crecimiento del jueves en EEUU serán los principales puntos de atención en una semana que, por otra parte, será bastante pobre en cuanto a datos.

EUR

El BCE mantuvo su política estable y continuó recalcando que las alzas de los tipos de interés ne la zona del euro aún están muy lejos.

A pesar de una revisión al alza relativamente fuerte en las previsiones de crecimiento, los inversores se aferraron al comentario de Draghi de que todavía se requería un “apoyo de política monetaria muy flexible” para levantar la inflación. El banco también reiteró su orientación de que los tipos “permanecerán en sus niveles actuales por un período prolongado y mucho m a´s allá del horizonte de las compras de activos netos”. Creemos que la perspectiva de tipos estables hasta una fecha tan lejana como 2019 debería presionar a la moneda común a la baja frente a la mayoría de sus pares principales en los próximos meses.

GBP

La libra recibió poca asistencia por parte del Banco de Inglaterra en su última reunión de política monetaria, con una recuperación tardía en el dóalr que garantizaba que la libra terminara la semana medio punto porcentual más baja.

La reunión en sí misma no tuvo nada nuevo y se atuvo principalmente al guión agregando muy poca información nueva. Las minutas del banco siguieron enfatizando que los tipos de interés probablemente subirían gradualmente, aunque advirtió que el crecimiento en el último trimestre del año podría ser más bajo que en el tercer trimestre. En general, parece claro que el BoE no tiene prisa por volver a una subida y cualquier movimiento sigue siendo improbable hasta, al menos, la segnda mitad el próximo año como muy pronto.

USD

Tal y como estaba previsto por el mercado, la Reserva Federal elevó los tipos en otros 25 puntos básicos el miércoles, su tercera subida de tipos de interés en 2017.

El Banco Central continuó destacando el “fuerte” mercado laboral y el crecimiento del gasto familiar y comercial, con el último gráfico de puntos que muestra que los legisladores esperan que otras tres alzas en 2018 y dos en 2019, sin cambios desde septiembre. En cambio, los operadores se centraron en los miembros que votaron en contra de dicha subida, la reacción en el USD fue un tanto injustificada y dado que los mercados siguen teniendo en cuenta sólo dos alzas en 2018, creemos que ay margen para una apreciación del dólar en el próximo año.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.